Consejos termo electrico

Consejos termo electrico

El termo eléctrico es una de los mejores inventos que se hicieron para obtener agua caliente de forma instantánea en un hogar o casa. Lo genial de estos equipos es que pueden darnos la temperatura ideal y no quemarnos mientras nos bañamos o lavamos la cara. Sin embargo, es importante conocer el funcionamiento de estos aparatos y cómo logran calentar y mantener el agua caliente en la casa.

¿Qué hacer si sale agua del termo eléctrico?

El funcionamiento del calentador de agua o termo eléctrico consiste en calentar cierta cantidad de agua y almacenarla en un contenedor que permita mantener su temperatura. Conforme a la capacidad del calentador, este puede funcionar para surtir agua a uno o varios usuarios al mismo tiempo. Una vez que se consume toda el agua caliente que esté en el termo, debemos esperar unos minutos para dejar que el termo vuelva a calentar el agua. Si la temperatura que tenía el tanque antes de vaciarse aún se mantiene o disminuye lentamente, este proceso de llenado y calentado puede ser menor, también hay que considerar la temperatura que se quiere obtener.

Existen diferentes tipos de termos eléctricos, aunque su funcionamiento es muy similar. Todos los modelos de termos eléctricos deben tener cuatro piezas fundamentales: dos resistencias, un termostato para regular la alta temperatura y otro que regula la baja. Para entender mejor el funcionamiento del termo eléctrico explicaremos lo siguiente; una vez que se enciende el calentador, una de las resistencias calienta la tercera parte del agua del tanque a la temperatura que indica el termostato de temperatura baja. Posteriormente, la segunda resistencia hará lo mismo con el resto de agua del tanque.

Un calentador debe tener dos conexiones de mangueras; una para la entrada del agua y otra para la salida. Cuando el agua caliente empieza a salir del tanque, este se seguirá llenando y así logra mantener un suministro constante de agua caliente. Todo este proceso se realiza todas las veces que sea necesario.

Capacidad de los termos eléctricos

Generalmente, la capacidad de los termos eléctricos se mide por su capacidad por litros. Antes de instalar uno hay que considerar cuántas personas podrían hacer uso de él, para qué se va a utilizar y cuáles son las necesidades. Teniendo en cuenta estos factores, podemos tener una idea más certera de la cantidad de agua que se consume y así poder instalar el termo eléctrico adecuado. La capacidad por litros de los termos de agua va desde los 50L hasta 100L.

La avería más frecuente que pueden presentar los termos es que pueden empezar a generar un goteo por alguna válvula. En los termos eléctricos este goteo se genera en la mayoría de los casos por la válvula de seguridad, pero puede haber otros casos y pueden ser diferentes las razones por las que esto ocurra. Pero primero vamos a conocer bien lo que es y lo que hace esta válvula de seguridad.

¿Qué es una válvula de seguridad o alivio?

Los termos poseen una válvula de seguridad cuya función es disminuir o regular la presión del mismo. En los calentadores eléctricos esta válvula de seguridad se encarga de proteger el calentador liberando presión a través de un goteo. Esto evitará que el termo explote por exceso de presión. Además, otra función de la válvula de seguridad es evitar que el agua caliente retorne del calentador a la tubería de agua fría.

¿Cómo funciona la válvula de seguridad?

Esta válvula tiene un tapón que se encarga de evitar que el agua escape del calentador. Lo que hace que el tapón se mantenga en su lugar es un resorte, el cual se acciona cuando la presión interna supera la presión que este puede soportar y así el tapón cede y deja fluir el agua a través del goteo. Al salir la gota de agua, se va liberando la presión del termo hasta que el tapón vuelve a su posición inicial.

Este procedimiento es normal en los termos eléctricos. Sin embargo, en varias oportunidades observamos que hay goteos excesivos, incluso por otras partes que no tienen nada que ver con la válvula de seguridad. Cuando el goteo sea muy consecutivo o provenga de otra parte del termo, tenemos que ubicar bien la gota y descubrir la causa. Algunas de estas es que el termo no esté funcionando bien o que sea necesario reemplazar la válvula de seguridad u otros componentes del termo.

Normalmente una válvula de seguridad está ajustada para liberar presión a los 6 kg/cm2. Para evitar posibles consecuencias o fallas en el futuro es recomendable instalar un desagüe en la misma válvula de seguridad del termo.

Otras razones de por qué el termo eléctrico puede generar el goteo

  • En algunos casos, suelen haber subidas anormales de presión en las redes de agua. Cuando la presión de la red de agua supera los 4,5 kg/cm2, se recomienda instalar un reductor de presión en la entrada de agua de la casa, apartamento o edificio.
  • Cuando se rompe o hay alguna avería en alguna de las válvulas de presión; como cualquier otro aparato, las válvulas se pueden romper con el paso del tiempo y empezar a gotear. El período de vida de estas válvulas son de 2 años, generalmente. Después de este tiempo, se recomienda reemplazarlas, puede hacerlo usted mismo o llamar a un fontanero.
  • Otra falla que puede producir goteo excesivo de agua es que se averíe el termostato del calentador, si este no mide la temperatura del agua, no la disparará y el agua se calentará más de lo que debe y provocar una sobrepresión, la única forma de liberar el exceso de presión es a través de la válvula de seguridad.

 

Generalmente, estas son las causas más comunes por las que el termo eléctrico puede tener un goteo excesivo de agua. Sin embargo, hay que tener en cuenta que si en nuestra comunidad, urbanismo o edificio el contador de agua no tiene la válvula de anti-retorno, la presión se suele disipar por toda la red de agua y en este caso no se debería perder agua por la válvula de seguridad, a menos que se presente otra avería de las que hayamos nombrado anteriormente. Además hay que reconocer que las instalaciones de agua antiguas no tenían los avances e innovaciones que hay hoy en día. Anteriormente, se tenía que dejar un grifo abierto para que este goteara y liberara presión, de esa manera se aliviaba la presión de agua de la red. Pero gracias a las nuevas tecnologías, las instalaciones de agua tienen contadores individuales con válvulas anti retorno y soportan hasta cierta presión de entrada de agua; por lo general de 3-4 kg/cm2, a esta presión debe haber un goteo normal en la válvula de seguridad. Si el goteo es excesivo debe ser por una avería.

Entonces, ¿qué hacer si el termo eléctrico pierde mucha agua?

La primera solución que podemos darle a este problema es conectar un pequeño desagüe en la válvula de seguridad del calentador. De hecho, esto es algo que se hace normalmente al instalar el termo eléctrico en la casa juntamente con todo el sistema. Otra solución sería colocar un envase para recoger el agua, pero podría volverse incómodo porque debemos estar pendiente que no se rebose el envase.

Para saber con exactitud la presión que de agua que hay en la vivienda, es recomendable instalar un regulador de presión en la entrada de agua de la casa.

Otra manera de eliminar el exceso de presión en el termo eléctrico es instalando un vaso de expansión en el sistema entre la válvula de seguridad y el termo. De esta manera, el vaso de expansión será el que absorba la presión de agua y al calentarse el termo dejará de gotear. Para hacer esta instalación hay que tener en cuenta el sitio dónde estará debido a que se requiere espacio suficiente para el vaso de expansión, para el termo y los demás componentes.

También se puede disminuir la presión del termo disminuyendo la temperatura del termostato. Mientras menos temperatura haya menor será la presión, además reducirá el consumo de electricidad del termo y alargará la vida del mismo.

Recomendaciones Para Mantener tu Termo Eléctrico en Excelente Estado

Ya observamos cuales son las posibles fallas que puede tener nuestro termo eléctrico y qué podemos hacer en caso de que este gotee de forma excesiva. Sin embargo, no está demás tener en cuenta estos consejos y recomendaciones para mantener el termo eléctrico en buen estado. Es importante considerar estas recomendaciones debido a que con ellas podemos ahorrarnos mucho dinero, y en caso de que haya que hacer una reparación podremos hacerlo sin necesidad de gastar tanto dinero llamando al fontanero.

  • Apagar el calentador cuando salgamos de vacaciones. Esta podría ser la mejor de las recomendaciones para mantener el termo en buen estado. Cuando salgas de vacaciones es mejor que lo apagues debido a que no será necesario que permanezca encendido porque la casa estará sola y además ahorrarás energía, y prolongarás su periodo de vida.
  • Haz uso correcto del calentador. Hacer un buen uso del calentador significa ajustarlo a una temperatura promedio y no al límite de la temperatura. Nunca se debe seleccionar el nivel máximo de temperatura del termo sino la recomendada. De esta manera el termo trabajará mejor y no consumirá tanta energía eléctrica.
  • Conoce tu calentador. Algo que la mayoría de las personas no hacen cuando compran un calentador es leer toda la información respecto a él. Esto es algo que no debemos pasar por alto. Debemos conocer bien las instrucciones, el manual de uso e incluso las recomendaciones que el mismo producto ofrece. Además también debemos conocer bien cómo se instala correctamente y llamar a un profesional para que lo haga.
  • Haz una buena inversión en el producto. Pueden haber algunos termos eléctricos más económicos que otros. Sin embargo, la prolongación de la vida del calentador se refleja en la calidad del producto. Así que si queremos un calentador de agua que nos funcione correctamente durante la mayor parte de su periodo de vida, será mejor hacer una buena inversión en un producto de calidad y garantizado.
  • Conoce bien las causas de las posibles fallas del termo. El 90% de las fallas son producidas por roturas internas en las tuberías, fugas, o fallas en otras partes del sistema. Cuando se presenten fallas desconocidas o dudosas es mejor llamar a un fontanero especialista. Sin embargo, aquí te dejamos algunas revisiones que puedes realizar para verificar las fallas y hacer un posible diagnóstico de lo que podría estar pasando.
  • Acércate a la tubería y escucha si hay ruidos de goteo o siseos no comunes, por lo general estos son los indicativos de que hay una fuga. Las fugas se pueden producir por algún desajuste en el termostato y no haya suficiente agua o por problemas de presión.
  • Cuando hayan roturas en el termo, lo primero que debemos hacer es cerrar la llave de paso de entrada de agua al calentador para evitar derrames o inundaciones, también hay que dejar algún. Posteriormente dejamos algún grifo abierto para que salga el agua restante de las tuberías y llamamos al fontanero para que realice un diagnóstico y haga las reparaciones necesarias.
  • Chequea periódicamente el calentador con un especialista. Sea cual sea la avería que se pueda presentar, no empieces a “reparar” sin antes haber consultado con el fontanero, a menos que sepas bien lo que hay que hacer. Llama al fontanero cada cierto tiempo para que le haga un mantenimiento preventivo al termo al menos una vez al año, y así este se mantenga operativo y sin imprevistos.

Es importante conocer bien cómo funciona el termo eléctrico y cuáles podrían ser algunas consecuencias de no mantenerlo en buen estado. Después de todo, siempre es bueno tener agua caliente en casa. Pero para cuidar del termo eléctrico es necesario tomar en cuenta las medidas de seguridad y consejos que aquí se dan. Además, asegúrese de escoger comprar el calentador de agua adecuado para su hogar y de esa manera podrá ahorrarse problemas en el futuro y también ahorrar un poco de dinero.

Consejos termo electrico
4.3 (85.71%) 7 vote[s]