Problemas con la fontanería residencial

Problemas con la fontanería residencial

Estos son los problemas más problematicos en la fontanería domestica

Un desagüe roto, un desague tapado y el ruido de un tubo apenas son algunos de los problemas de fontanería que con frecuencia ocurren en casa. Son situaciones comunes y que quizás podemos solucionar sin asistencia de expertos.

Sin embargo, las estadísticas señalan que por lo menos una vez cada tres años requerimos los servicios de un fontanero. El lapso varía según la antigüedad de la vivienda y del desgaste de la red instalada.

El apoyo del fontanero también está determinado por la dificultad de la avería; por ejemplo, la obstrucción en un fregadero es un caso simple que podría quedar en nuestras manos, pero una fuga es mejor que la atiendan profesionales.

Detalle a continuación cuáles son esos problemas recurrentes en la fontanería del hogar.

      • Poca presión de agua: Ocurre mucho en duchas y lavaderos, porque partículas minerales y cal se acumulan en los grifos. Esto complica el aseo personal o las tareas del hogar. A veces el mantenimiento funciona destornillando y limpiando, pero en ocasiones lo que aplica es el cambio del equipo en su totalidad.
      • Grifería rota: Al principio no le damos importancia a un tubo que gotea, pero esto suele agravarse y aparte de botar agua, usted botará dinero. Lo mejor es actuar a tiempo y evitar grandes gastos.
      • Desagues tapados: En la ducha ocurre por cabello que se cuela por la boca del drenaje y restos de productos que usamos para bañarnos; en la cocina por no separar residuos de alimentos y grasa antes de fregar o lanzar cualquier cosa por el lavavajillas. Con métodos naturales (agua caliente, bicarbonato, sal, vinagre, etc.) se soluciona y también con químico. Si es muy grave, deje en manos de un fontanero.
      • Ruidos en tubos: Si oye un silbido o golpe suave proveniente de un tubo, podría tratarse de una fuga, agua en las cámaras de aire, un tramo suelto o presión alta. En estos supuestos sí es recomendable que lo resuelva el especialista.
      • Inodoros averiados: Las piezas del tanque suelen dañarse y por eso no funcionan correctamente. Al detectar la avería se diagnostica si cabe una reparación o el remplazo de las piezas.
    • Las ferreterías ofrecen los kits completos y si no nos atrevemos a montarlos, un fontanero lo hace por un precio económico y con garantía, aunque la condiciona la calidad del material.

No son tareas de otro mundo, pero para garantizar la eficacia y resultados nada como un servicio profesional de fontaneria.

Problemas con la fontanería residencial
3.8 (76.67%) 6 vote[s]